miércoles, 29 de agosto de 2007

Instrumentos Aerófonos de la Zona Norte

La Quena

Es el aerófono más importante de la zona norte.

La Quena se fabrica con un trozo de caña de bambú, hueso u otro material de origen vegetal, de unos 25 a 40 cm, de longitud y de media a una pulgada de diámetro. En el extremo superior lleva una muesca que hace las veces de emboquilladura. En la parte media-inferior se le perforan cinco o seis agujeros, y uno en la parte posterior para armonización. La Quena es un instrumento solista, pero generalmente se la utiliza junto con el bombo o caja en las bandas de cofradías danzantes del Norte Grande.



El Pincullo o Pinkillo

Después de la quena, es el aerófono más popular del norte de Chile y del área de influencia andina, de origen andina, de origen quechua y aymará. Es muy similar a la quena, pero en la abertura superior lleva una boquilla semejante al clarinete. Consta de siete agujeros y se ejecuta en forma vertical. En la parte posterior lleva otra abertura para armonización. Existen diversas variedades, desde los rectos usados en el Norte Grande hasta los curvos que se usan en las quebradas de San Pedro de Atacama.


La Pusa o Zampoña

La zampoña simple consta de diez a doce cañitas de bambú, dispuestas una al lado de la otra y que dan la escala musical natural completa, sujetas por dos palitos de la misma caña por ambos costados y unidas por hilos de cáñamo
o fibras vegetales. Las cañitas llevan abertura superior y obturadas en la extremidad inferior. La Sicura es una Zampoña doble, y consta de dos hileras de tubos de caña de bambú, ocho adelante y atrás , siendo la primera de doble tamaño que la segunda: es en realidad, “medio instrumento” y se necesitan dos para obtener la escala completa, alternando los sonidos entre uno y otro ; su ejecución demanda la atención de ejecutantes muy expertos. Durante las Fiestas Religiosas y de Carnaval en el Norte Grande se usan inmensos aerófonos de casi un metro de largo y una pulgada de diametro.